22/07/2013

Edulcorantes (II)

tipo edulcorantes - Edulcorantes (II)
¿Sabías que durante muchos años la sacarina traía un rótulo que advertía que se sabía que causaba cáncer en ratas?  (específicamente unos estudios concluían que provocaban cáncer de vejiga en ratas), aunque en el año 2000 y tras mas ensayos donde se concluyó que no era peligrosa para los seres humanos, se decidió retirar este rótulo a las comidas y bebidas hechas con sacarina.

SACARINA (E-954):

Descubierta en 1879 y usada para endulzar las comidas en la primera y segunda guerras mundiales cuando se racionó el azúcar. Entre 200 y 700 veces más dulce que el azúcar, deja un sabor peculiar y detectable cuando se consume, una especie de sabor residual amargo, por lo que suele combinarse con otro edulcorante (usualmente el ciclamato). También la encontramos en muchas comidas y bebidas, gomas de mascar, frutas enlatadas, medicamentos, vitaminas, edulcorante de mesa, etc. También puede usarse como sustituto para el azúcar cuando se hornea. En la Unión Europea, la sacarina tiene el código de aditivo E954.

La OMS, en su Comité JECFA (Join Expert Committee on Food Additives) aprobó su consumo en 1993 (informe OMS) y la Unión Europea (Comité SCF: Scientific Committee on Food) en 1993 (informe UE).

En diciembre de 2010, la EPA modificó sus regulaciones para eliminar la sacarina y sus sales de la lista de componentes peligrosos (EPA: Environmental Protection Agency) . Dosis máxima segura en adulto: 5 mg/kg/día.

CICLAMATO (E-952):

Derivado del ácido sulfámico, el ciclamato (aditivo E952), con poder edulcorante entre 25 y 140, fue prohibido en diversos países debido a estudios que lo relacionaban con problemas graves igual que la sacarina (en el estudio reflejado anteriormente de las ratas con la sacarina se utilizó una mezcla de ciclamato y sacarina, que es como suele tomarse por los que los resultados obtenidos se extendieron por supuesto también al ciclamato).

Tras nuevas reevaluaciones, la OMS y la Unión Europea aprobaron su consumo y está permitido en la mayor parte del mundo. En Estados Unidos está prohibido desde 1970, aunque se comercializa en más de 100 países, entre ellos los de la Unión Europea.

Dosis máxima segura por día: 11 mg/Kg/día (según la JECFA) y de 7 mg/Kg según la SCF.

ACESULFAMO DE POTASIO (E-950):

Sustituto del azúcar, 200 veces más dulce y sin calorías. Con frecuencia se usa combinado con otros edulcorantes. Su uso está aprobado en EE.UU desde 1988.

Se encuentra en muchas comidas y bebidas, caramelos, lácteos, edulcorante de mesa, productos para la higiene oral e incluso pastillas para la tos. No pierde su sabor dulce al cocinarse y por eso muchas personas lo usan para hornear.
Cuando se consume con moderación, las fuentes oficiales aseguran, según unos 90 estudios realizados al respecto, que no tiene efectos perjudiciales en la salud.
Dosis máxima segura en adulto: 9 mg/kg/día.

SUCRALOSA (E-955):

Aprobada en Estados Unidos en 1998. Es 600 veces más dulce que el azúcar. Muy poca cantidad de esta sustancia es absorbida por el organismo. Puede sustituir al azúcar para hornear. Se usa en muchas comidas y bebidas, salsas, siropes, caramelos, postres, productos horneados, medicamentos, suplementos alimenticios y vitaminas, además de como edulcorante de mesa. De todos los productos que pueden usarse para cocinar, este es el más estable al calor. En Europa a la Sucralosa se la conoce con el código de aditivo E955.

Se indica que su consumo moderado no entraña riesgos para la salud. El Comité SCF de la Unión Europea en 1989 en una primera evaluación decidió no aprobarla por relacionarla con posibles daños en el sistema inmunitario, pero en una segunda evaluación si la autorizó, realizando un informe razonado del Scientific Committee on Food, de la UE.
Ingesta diaria admisible (máxima ingesta segura): 15 mg/Kg/día.

POLIOLES O ALCOHOLES DEL AZÚCAR:

Son sustitutos del azúcar natural y tienen la mitad de las calorías que ésta. Son carbohidratos con una estructura química similar a la de un azúcar y de un alcohol. Podemos encontrarlos en productos como chicles, helados, productos horneados y chocolate. Añaden sabor ligeramente dulce y volumen y textura. Los polioles más comunes en los alimentos son:

  • Sorbitol (E-420): 2,6 cal/gr y un 50-70% de dulce como el azúcar.
  • Manitol (E-421): 1,6 cal/gr y aprox. Un 65% tan dulce como el azúcar.
  • Isomaltitol (E-953): Con 2 calorias/gr es alrededor de un 60% de dulce como el azúcar.
  • Maltitol (E-965): 2,1 cal/gr y un 90% tan dulce como el azúcar.
  • Lactitol (E-966): 2 cal/gr y un 40% tan dulce como el azúcar.
  • Xilitol (E-967): 2,4 cal/gr y tan dulce como el azúcar.
  • Eritritol (E-968): Tiene 0,2 calorias/gramo y aproximadamente un 70% tan dulce como el azúcar.

El cuerpo absorbe los alcoholes del azúcar lentamente, por lo que si se consumen cantidades excesivas puede causar hinchazón abdominal y diarrea. Según la Asociación Dietética de Estados Unidos, consumir más de 50 gr. de sorbitol o 20 gr. de manitol al día puede causar diarrea.

Los polioles aumentan los niveles de glucosa en la sangre, pero en mucha menor proporción que el azúcar.

TAGATOSA:

Se considera nuevo edulcorante debido a su estructura química. Es bajo en carbohidratos similares a la fructosa que se produce naturalmente. Los alimentos que continenen tagatosa no pueden ser etiquetados como “sin azúcar”.

STEVIA:

Este término hace referencia a la Stevia rebaudiana, procedente de América del Sur. Las partes dulces que se extraen de la planta se llaman glicósidos de esteviol. Aunque es relativamente novedosa su aparición, fue aprobado su uso en EE.UU como aditivo alimenticio en 2008. Su código de aditivo es el E960. Lo que se ha aprobado para el consumo es el glucósido de esteviol, no de la planta completa (tendría que superar la autorización como alimento, que es más exigente que la de aditivo). Los estudios hasta ahora realizados la consideran no perjudicial para el consumo humano, aunque en una primera evaluación fuese rechazada su autorización hasta contar con más evidencias por posibles efectos en el sistema reproductor. Informe de la EFSA (European Food Safety Authority) autorizando su empleo.

A partir de esta planta se elabora un sustituto del azúcar sin calorías y completamente natural, y unas 300 veces más dulce que el azúcar. Puede sustituir el azúcar al hornear. No afecta los niveles de glucosa. Puede encontrarse en comidas y bebidas, chicles, caramelos, yogures o edulcorantes de mesa.

TAUMATINA (E-957):

Procede del katemfe, una fruta originaria de África Occidental. Es 2000-3000 veces más dulce que la sacarosa. Es la sustancia más dulce conocida y figura en el Libro Guiness de los Records por ello. Se usa mucho por sus propiedades aromatizantes y edulcorantes. Es prácticamente acalórico y es estable al calor.

En los estudios realizados no se han observado reacciones adversas. Se recomienda una dosis media de 2mg/día, aunque no hay establecida una IDA (ingesta Diaria Admisible) especifica.

Conclusiones generales:

La ingesta de estos sustitutos del azúcar debido al mínimo o nulo aporte calórico en la dieta han ofrecido tradicionalmente una buena alternativa para endulzar alimentos o bebidas que ingerimos diariamente cuando queremos controlar el peso. Ahora hemos visto diversos estudios que nos dicen que precisamente la ingesta de edulcorantes desencadena unos mecanismos neuronales y hormonales complejos que provocan un aumento de la ingesta, y en consecuencia sobrepeso. No se concibe una dieta sin el uso de algunos de estos edulcorantes sin calorías, pero desde aquí os pido una reflexión. ¿Son saludables? Creo que a raíz de lo expuesto aquí todos llegamos a la conclusión de que no. No nos aportan vitaminas, ni minerales ni ninguna sustancia beneficiosa para el organismo, es más, algunos de ellos levantan mucha polémica y aunque no haya datos concluyentes de los posibles efectos peligrosos que producen en las personas, sí que manifiestan una duda razonable sobre su seguridad.

Todos hemos visto claro con los datos expuestos que hay alimentos que proporcionan por ejemplo más metanol que una bebida con aspartamo, pero desde luego todos coincidiremos en pensar que esas manzanas o ese zumo de tomate nos aportan muchos minerales y vitaminas que desde luego no nos aporta el refresco. Si es cancerígeno o no el uso de algunos de estos edulcorantes puede que nos lo diga el tiempo y estudios de grupos independientes que no estén manipulados por intereses económicos o políticos. Puede que nunca lo sepamos, pero desde luego si existen opciones para endulzarnos la vida que sean sanas, ¡yo me apunto! O al menos que la precaución y la moderación sean nuestros aliados cuando consumamos este tipo de productos. Lee las etiquetas y elige las opciones que menos polémica han creado (y aquí tienes una extensa lista que puedes consultar).

3 comentarios

  1. StevAlgono dice:

    Zithromax Gonorrhea And Chlamydia cialis tablets for sale Viagra Frau Wikipedia Buy Levitra Best Price Can You Buy Viagra Online

  2. Kelrogego dice:

    Buy Tamoxifen Nolvadex Azithromycin Fast Cheap Delivery Buy Cialis Cialis 5 Quotidien

  3. BrentSem dice:

    porn free teens 18 bumbreticklistcom.cf teen fuck adult store.