5/02/2019

Cuidados de la piel y salud

img Cosmeticos 220x235 - Cuidados de la piel y salud

Quiero ofreceros una pequeña pincelada sobre los problemas de salud que puede ocasionarnos el uso de productos inadecuados de higiene y cosmética. Y digo una pequeña pincelada porque el tema es muy extenso, y mi intención solo es poneros en alerta. 

Si alguno quiere ampliar información, en la red podéis encontrar muchos listados y referencias. Pero como siempre, lo sencillo suele ser lo mejor, así que optemos por productos sanos como aceites vegetales, hidrolatos, ceras naturales,… y así no nos equivocaremos nunca.

Utilizar productos naturales para la higiene del cuerpo, del cabello y para maquillarnos no es solo para cuidar nuestra piel por fuera, sino para cuidar nuestro cuerpo también por dentro.

Chica con crema en cara 1024x683 - Cuidados de la piel y salud

La piel es el mayor órgano del cuerpo (mide unos dos metros cuadrados y pesa unos cinco kilos) y es la principal barrera de protección ante agentes externos como la contaminación o los factores climáticos adversos.  Pero la piel también está en comunicación con el medio que le rodea y absorbe todo lo que entra en contacto con ella, facilitando que penetren sustancias tóxicas en sangre y llegue también a otros órganos del cuerpo; por eso los productos que utilicemos para su cuidado pueden ser nuestros mejores aliados para la salud o nuestros peores enemigos.

Todos conocemos medicamentos que se absorben a través de la piel y tienen efectos en todo el organismo. Algunos de ellos son los parches de “fentanilo” para el dolor, los parches de nitroglicerina (nitro-dur) para pacientes con problemas de corazón, parches de nicotina para ayudar a dejar de fumar, parches hormonales para la mujer, etc.  De aquí podemos deducir que si la piel es capaz de incorporar sustancias al interior del organismo que van a actuar sobre el sistema hormonal, sistema nervioso, sistema cardiovascular, etc… también de la misma forma puede incorporar sustancias nocivas y tóxicas dentro de nuestro cuerpo.  Por ello es tan importante saber si lo que utilizamos diariamente para asearnos o embellecernos puede ser dañino para nuestra salud.

La piel necesita respirar y estar bien alimentada

De ella dependen pelos, uñas y glándulas sebáceas y sudoríparas. Como curiosidad mencionaré que la piel masculina es más gruesa y tiene más grasa y ello se debe a cuestiones hormonales. De ahí que la piel femenina, al ser más delicada, precisa de más cuidados.

Hay causas de deterioro de la piel sobre la que poco podemos hacer como el envejecimiento biológico: Con el tiempo se pierde el colágeno que da firmeza a la piel, la elastina, que le da elasticidad y los glicosoaminoglicanos, que retienen humedad.

Pero hay otras causas de deterioro de la piel y que podemos englobar como el envejecimiento prematuro, y que lo provocan factores externos (sol, alcohol, tabaco, drogas, contaminación, clima…) e internos (problemas de alimentación que provoquen carencia de vitaminas y minerales, problemas hormonales, …).

La piel hay que cuidarla de forma global: por dentro y por fuera.

Cuidados de la piel por dentro: Con una adecuada ingesta de vitaminas y minerales, el correcto aporte de agua, y suplementos adicionales si se precisan. El déficit de vitaminas y minerales puede deberse a situaciones muy diversas como una mala alimentación, dietas de adelgazamiento pobres, ingesta de alcohol, problemas de absorción de nutrientes, enfermedades digestivas….

En la piel van a manifestarse una serie de problemas por el déficit de vitaminas y minerales, como por ejemplo una deficiencia de zinc puede provocar retraso de cicatrización de heridas, caída del cabello, piel hiperpigmentada, …

Las vitaminas más importantes para la piel son las del complejo B, A, C, D y E.

Cuidados de la piel por fuera:

  • Desmaquillado y limpieza diaria con los productos adecuados a nuestro tipo de piel.
  • Crema hidratante de día y opcional de noche.

Evidentemente con productos naturales que no tengan ninguna sustancia perjudicial para nuestra salud.

Para cuidar nuestra piel por fuera es preciso identificar primero qué tipo de piel tenemos y saber los productos más beneficiosos para cuidarla. Fundamentalmente se distinguen:

  • Piel normal
  • Piel acneica, grasa, mixta, seca, sensible.
  • Piel madura.
  • Piel envejecida con arrugas.

Para cuidar nuestra piel desde fuera es preciso que los productos sean naturales y que no tengan en su composición ningún producto tóxico declarado, y  tampoco ninguna sustancia que genere  polémica con su uso. No son imprescindibles para nuestro cuidado y pueden ser sustituidas por otros productos que no nos generen duda alguna. 

ALGUNOS TÓXICOS EN PRODUCTOS DE HIGIENE Y COSMÉTICA:

Parabenos, metacrilato, cadmio, triclosán, plomo, derivados del petróleo, aluminio, Ftalatos, Formaldehido,  Polietilenglicol (PEG).

ESTOS PRODUCTOS SE HAN RELACIONADO CON PROBLEMAS DE:

  • Alergias
  • Desarreglos hormales
  • Problemas musculares

Existe además una gran polémica en torno a que algunos pueden provocar incluso problemas cancerígenos.  

En internet hay listados de productos tóxicos en cosméticos e higiene personal por si a alguno de vosotros os interesa profundizar.

 PARABENOS: son los principales conservantes usados en cosmética tanto en productos caros como baratos.  Tienen efecto acumulativo.

En la U.E. se han prohibido en 2015 cinco tipos de parabenos por sus problemas para la salud. Pueden provocar desde alergias a trastornos endocrinos y algunos autores hasta lo han relacionado con la aparición de ciertos tipos de cáncer.  Actualmente muchos productos llevan anunciado: “Sin parabenos”, pero todavía hay muchos otros que sí que lo llevan (aquellos parabenos que no han sido prohibidos todavía y que forman parte de un gran número de productos como cremas, geles, …)

FLUORURO, LAURIL SULFATO DE SODIO O LAURETH SULFATO DE SODIO. (Tensioactivos) que se emplean para la fabricación de pasta de dientes y que están generando mucha controversia por su posible relación con daños en el sistema nervioso, problemas de autoinmunidad, problemas respiratorios, etc. La forma fluoruro parece que es la dañina, no el flúor en sí que podamos tomar en la alimentación.

ALQUTRÁN: De derivados suyos se obtienen colorantes para el cabello o champús anticaspa. Entre otros problemas, puede provocar asma y dolores de cabeza.

ALGUNOS COLORANTES O FRAGANCIAS SINTÉTICAS.

  • Los FTALATOS actúan como disruptores endocrinos al imitar el funcionamiento de los estrógenos, pudiendo ocasionar graves daños en la salud.
  • ALUMINIUM CHLOROHYDRATE: Al ser antitranspirable es el ingrediente más común de los desodorantes. Puede taponar poros e inflamar ganglios.  Hace tiempo saltó la alarma con este tipo de desodorantes con aluminio y se apuntaba a la posibilidad de que favoreciera el desarrollo del cáncer de mama. Ya suele aparecer indicado en muchos de ellos: sin aluminio.
  • TENSIOACTIVOS ANIONICOS, SILICONAS, ACEITES Y CERAS MINERALES (Parafinas, vaselinas: derivados del petróleo, muy baratos y parecen suavizar la piel, pero la obstruyen, impidiendo su respiración y la eliminación de toxinas). Muchos de los aceites minerales pasan directamente al hígado, riñones o ganglios linfáticos.

Todas estas sustancias tóxicas se emplean en la industria para mejorar la imagen de los productos, potenciando su color o su olor, y aumentando su durabilidad.

Evidentemente todo producto que está en el mercado sigue unos controles para que pueda ser distribuido y consumido sin que “haya problemas para la salud” porque los niveles de ingredientes que sabemos que son altamente nocivos, “no superan la cantidad que los hace perjudiciales para el organismo”. Hasta ahí estamos de acuerdo, pero…: ¿Es que solo usamos un producto? Usamos diariamente muchos en nuestra higiene y cuidados:  gel, champú, pasta de dientes, crema corporal, de manos, cosméticos, …. ¿Y si sumamos las proporciones de estos ingredientes, no tendríamos ya dosis tóxicas, o que se acerquen a esas dosis máximas que sí que pueden ser dañinas? Además, estas sustancias nocivas son acumulativas en el organismo.

Hay alternativas realmente naturales y al alcance de todos los bolsillos. Productos no agresivos ni con nuestra salud ni con el medio ambiente. Podemos ir incorporándolos a nuestra vida paulatinamente. Nuestro cuerpo nos lo agradecerá. En pocos días los niveles de toxicidad de nuestro organismo pueden verse reducidos de forma notable.

PRODUCTOS MÁS USUALES UTILIZADOS EN COSMÉTICA NATURAL:

Flores y Jabon 1024x683 - Cuidados de la piel y salud
Flores y jabones
  • PLANTAS: En infusiones o extractos. Depurativas, astringentes, cicatrizantes….
  • ACEITES: Aceite de almendras, aceite de aguacate, aceite de argán, de rosa mosqueta, de germen de trigo, de jojoba, de coco, de sésamo, de caléndula, de ricino, de hipérico. Son solo algunos de los más habituales.
  • CERAS Y MANTECAS: Cera de abeja, ceras florales, Manteca de karité, Manteca de Cacao.
  • HIDROLATOS: Agua de Rosas (todas las pieles), Agua de Hamamelis (pieles mixtas o grasas), Hidrolato de salvia (para problemas de transpiración), hidrolato de romero (fortalece el cabello),
  • ARCILLAS: BLANCA (piel seca o sensible) O VERDE (Pieles mixtas o grasas)
  • ACEITES ESENCIALES: Árbol del té, romero, geranio, ylang-ylang, lavanda….

Y donde puedes encontrarlos … , en ECOCARMEN.