11/08/2018

Embarazo y parto

Son muchas las dudas que siente una mujer cuando sabe que está embarazada. Sea un embarazo planificado o no, todas queremos lo mejor para nuestros hijos. Deseamos por encima de nuestro bienestar saber qué podemos hacer para que ellos estén bien. Deseamos que el bebé que se está gestando en nuestro vientre crezca sano y queremos poder abrazarlo tras un parto en el que haya sufrido lo menos posible.

Pero cuando se acerca el momento del parto hay un miedo que se hace presente. Y es el miedo a lo desconocido, sobre todo si es la primera vez que se da a luz. Incertidumbre respecto a cuanto durará el parto, si será muy doloroso, si nos pondrán algún tipo de analgesia. Si esa analgesia perjudicará al bebé.

Pero no solo el momento del parto es una etapa de dudas; también lo es el embarazo. Afortunadamente las visitas a la matrona nos disipan muchas de esas dudas. Nos aconseja sobre alimentación, control del peso, de la tensión arterial, del azúcar, etc. Estas grandes profesionales se esfuerzan por aclarar todas nuestras dudas y son un gran apoyo en toda la época prenatal.

En mi embarazo, hace ya 26 años, no eran tan accesibles las consultas a la matrona, al menos donde yo vivía, y a pesar de que mi profesión era de Enfermera, siempre eché de menos una orientación directa sobre las dudas que me surgían respecto a mi embarazo. Tenía muchos controles del ginecólogo y obstetra, pero no de una matrona. Y por aquel entonces tampoco disponíamos de la red de información que existe hoy día con internet, aunque a veces es un arma de doble filo con informaciones muy dispares y donde no sabemos cual es la más adecuada.

Recuerdo que cuando estudiaba la carrera uno de mis profesores, médico, dijo que el cuidado que se hacia del bebé durante el embarazo y en sus primeros dos años de vida eran fundamentales y que iban a marcar la salud de esa persona. ¡¡Así, que una inversión de tiempo y cuidados extras en nuestro hijo durante esos tres años escasos merecerá la pena para su salud futura!!

He preguntado a muchas, amigas, madres recientes, familiares y todas han coincidido en la necesidad de tener una información general de todo el proceso. Y pensando en ello, tuve la idea de hacer tres talleres individuales donde se abordaran distintos aspectos: embarazo, parto y postparto. Serian talleres intensivos para que también puedan beneficiarse de ellos mamás que vivan lejos de nuestro centro, donde los impartimos.

Y como cuando surge una buena idea, inmediatamente el universo pone a tu disposición los instrumentos necesarios para darle forma, apareció Begoña García, una entusiasta instructora de yoga, capaz de combinar respiración y posturas de esta disciplina para hacernos más llevaderos los posibles problemas que puedan surgir en el embarazo y facilitar el momento del parto, haciendo de este un momento especial y mágico. Y no solo trabajará con posturas o respiración; los aspectos físicos, psicológicos y emocionales se trabajarán conjuntamente. Ella ha tenido dos partos muy distintos, uno convencional en un hospital y el segundo natural y aplicando técnicas de yoga. Puede explicarnos la diferencia entre ambos y su apuesta personal por el segundo.

En solo tres talleres podrás preparar tu pelvis, aprender técnicas para que tu hijo esté más oxigenado a la hora del parto, que el dolor que sientas sea el menor posible, que la recuperación posterior sea rápida y que tu bebé tenga un periodo postnatal feliz con técnicas adecuadas de lactancia, materna o artificial. Estarás tranquila durante tu embarazo sabiendo que estás haciendo lo adecuado y cuando llegue el día del parto facilitarás y mejorarás ese momento. Y en la lactancia estarás tranquila, pudiendo contactar con grupos de apoyo ante cualquier incidencia que se te presente.

Los talleres y el programa de cada uno de los ellos son los siguientes:

TALLER 1: Se abordará desde el Yoga aspectos esenciales del periodo prenatal.

  1. Preparación física: con asanas de Yoga y Pranayamas (técnicas de respiración) adecuadas a cada trimestre. Haciendo hincapié en fortalecer piernas, trabajar apertura de caderas, flexibilizar el periné, movilizar la pelvis y preparar brazos y espalda para el postparto-lactancia.
  2. Conocimiento interior: preparar el espíritu para un momento tan especial y único: el parto. El embarazo es un tiempo para parar y escucharse, para ser conscientes de lo que supone la maternidad. Se trabajará con meditaciones y situaciones supuestas.
  3. Alimentación y  suplementos: Se resolverán dudas sobre alimentación, toma de suplementos, medicamentos y plantas que puedan ser beneficiosos o perjudiciales en el embarazo.

TALLER 2: El cuerpo y espíritu de una mujer se transforma para albergar a su hijo. Es importante empatizar con sus inquietudes y atenderla.

  1. Aprenderemos la importancia de crear un espacio amable en el momento del parto.
  2. Practicaremos con la pelota de pilates y Pranayamas (técnicas de respiración), técnicas específicas para el momento del parto.
  3. Abordaremos la importancia de una compañía que respete y sostenga el momento de parto, mediante palabras amables, masajes o simplemente presencia.
  4. Haremos una previsión de cómo nos sentimos y qué podemos necesitar en el momento del parto.
  5. Visualizaremos el momento del parto, para hacerlo familiar y conocido.

TALLER 3: Postparto sostenido = Crianza feliz; Lactancia natural o artificial; Mamá fuerte y feliz = Niño sano

  1. Estableceremos pautas para un postparto sostenido y acompañado, en beneficio de una recuperación sana de la mamá.
  2. Abordaremos pautas para conseguir una lactancia feliz y exitosa.
  3. Aprenderemos pranayamas (técnicas de respiración) adecuadas y específicas para el postparto y lactancia.
  4. Practicaremos asanas recomendadas en el periodo postparto.
  5. Estableceremos pautas para poder sobrellevar momentos de cansancio extremo.
  6. Formaremos una “tribu de mamás”, esencial para apoyar este periodo.
  7. Expondremos formas de calmar al bebé en caso de molestias como gases o irritabilidad.
  8. Aprenderemos técnicas de porteo seguro y ergonómico. “No todas las mochilas son iguales”

No todas las madres tienen la misma edad ni la misma preparación física. Hay veces que es preciso trabajar más el terreno físico y buscar una ayuda extra. Y afortunadamente tenemos unas fisioterapeutas excelentes especializadas en suelo pélvico que pueden ayudar mucho en el proceso. Os dejo el siguiente enlace para que podáis verlo.

Programa talleres para embarazadas

Un abrazo a todas

Deja un comentario